Todo lo que necesitas saber sobre transferencia de dominios

¿Qué es la transferencia de dominios?

La transferencia de dominios significa mover el registro de tu dominio de un registrador de dominios a otro. Puede haber muchas razones por las que un propietario de un dominio decida transferir su dominio. Mientras que el proceso de transferencia de dominios puede parecer simple, puede ser un poco complicado si no se conoce el proceso en detalle.

¿Por qué necesitas transferir el dominio?

La razón más común de transferir el dominio suele ser la de encontrar una mejor oferta en cuanto a precios o características de servicios de alojamiento web. También es posible que hayas recibido un mejor servicio de atención al cliente de otro registrador de dominios y optas por trasladar tu dominio a ese nuevo registrador.

Otra razón importante para transferir el dominio es si cambias de nombre de empresa o de marca. Si deseas mantener tu presencia en línea, tendrás que transferir tu dominio al nuevo nombre de tu empresa.

Por último, si tu actual registrador de dominios está cerrando o eliminando el negocio, tendrás que transferir tu dominio para evitar la pérdida de control y propiedad de tu sitio web.

El proceso de transferencia de dominios

El proceso de transferencia de dominios comienza con la creación de una cuenta en un nuevo registrador de dominios. Una vez creada la cuenta, tendrás que obtener el "código de autorización" o "código de transferencia" de tu antiguo registrador de dominios. Este código es necesario para iniciar el proceso de transferencia de dominios y se utiliza para confirmar que el propietario del dominio está de acuerdo con la transferencia. El código se enviará a la dirección de correo electrónico que tienes registrada en el antiguo registrador de dominios.

Una vez que haya recibido el código de autorización, puede iniciar el proceso de transferencia de dominios. Inicia sesión en tu nuevo registrador de dominios e introduce el código de autorización. El nuevo registrador de dominios se pondrá en contacto con tu antiguo registrador de dominios a través de un sistema automatizado para solicitar la transferencia.

El antiguo registrador de dominios enviará un correo electrónico al correo electrónico registrado del propietario del dominio con detalles sobre la transferencia, incluida la fecha en que se llevará a cabo y cómo se puede impedir la transferencia. Si el propietario del dominio no impide la transferencia, el dominio se transferirá automáticamente después de cinco días.

Consideraciones importantes al transferir un dominio:

  • Asegúrate de que tu dominio no esté bloqueado antes de iniciar la transferencia. Si está bloqueado, tendrás que ponerse en contacto con tu antiguo registrador de dominios para desbloquearlo.
  • Asegúrate de que todos tus datos relevantes, incluidos los registros DNS, están actualizados y disponibles para facilitar la transferencia.
  • Asegúrate de que tu nombre de dominio no esté próximo a caducar antes de iniciar la transferencia. La transferencia puede tardar varios días y el nombre de dominio puede caducar durante el proceso; esto podría causar que tu sitio web quede fuera de línea.
  • Por último, asegúrate de que eres el titular del dominio y tienes los poderes suficientes para realizar la transferencia. Si no eres el titular del dominio y estás intentando transferir el dominio, es posible que tengas que contactar al titular del dominio para que inicie el proceso de transferencia.

Conclusiones

La transferencia de dominios no es un proceso simple, pero no es difícil de realizar si se tienen los conocimientos y se tienen en cuenta las consideraciones importantes. La transferencia de dominios puede ser una necesidad en situaciones como cambios de nombre de la empresa o si se desea mejorar el alojamiento web. Si estás pensando en transferir tu dominio, asegúrate de seguir los pasos necesarios y planificar con antelación para evitar problemas durante el proceso de transferencia.