hostingdominios.es.

hostingdominios.es.

Cómo evitar que tus correos electrónicos caigan en la carpeta de spam

Cómo evitar que tus correos electrónicos caigan en la carpeta de spam

Introducción

Uno de los mayores desafíos que enfrentan los especialistas en marketing y los propietarios de negocios es hacer que sus correos electrónicos lleguen a la bandeja de entrada de sus clientes y prospectos. Si tus correos electrónicos van directamente a la carpeta de spam, estás perdiendo la oportunidad de llegar a tu público objetivo. En este artículo, vamos a hablar de algunos consejos prácticos para evitar que tus correos electrónicos caigan en la carpeta de spam.

¿Qué es el spam?

Antes de hablar de cómo evitar que tus correos electrónicos terminen en la carpeta de spam, es importante entender qué es el spam. El spam son correos electrónicos no deseados que se envían a una gran cantidad de personas, la mayoría de las cuales no han dado su consentimiento para recibir ese tipo de correo electrónico. El spam se utiliza a menudo para enviar contenido malicioso o enlaces de phishing. Por esta razón, los servidores de correo electrónico y los filtros de spam trabajan arduamente para evitar que este tipo de correo electrónico llegue a la bandeja de entrada de los usuarios.

Consejos para evitar que tus correos electrónicos caigan en la carpeta de spam

1. Evitar palabras y frases spam

Una de las principales razones por las que los correos electrónicos terminan en la carpeta de spam es porque contienen palabras y frases que son comunes en los correos electrónicos de spam. Algunos ejemplos de estas palabras y frases incluyen "oferta especial", "dinero rápido", "garantía", "hazte rico rápido" y "compra ahora". Si quieres evitar que tus correos electrónicos terminen en la carpeta de spam, asegúrate de no utilizar estas palabras y frases en el asunto y en el cuerpo del correo electrónico.

2. Cuida tu lista de correo electrónico

Otra razón común por la que los correos electrónicos terminan en la carpeta de spam es porque se enviaron a personas que no han dado su consentimiento para recibir tu correo electrónico. Esto puede suceder si has comprado una lista de correos electrónicos o si has recopilado correos electrónicos de manera poco ética. Para evitar esto, asegúrate de que las personas que reciben tu correo electrónico hayan dado su consentimiento explícito de recibir tu correo electrónico. Puedes hacer esto mediante la implementación de formularios de opt-in en tu sitio web y el envío de correos electrónicos de confirmación.

3. Utiliza un remitente reconocible

Los filtros de spam también tienden a marcar los correos electrónicos que tienen un remitente desconocido como spam. Por esta razón, es importante utilizar un remitente reconocible cuando envías correos electrónicos. Asegúrate de que el nombre del remitente sea reconocible para tus clientes y prospectos. Si es posible, utiliza el nombre de tu empresa como remitente.

4. No utilices diseño excesivo

Los filtros de spam también pueden marcar los correos electrónicos con diseños excesivos como spam. Es importante mantener el diseño del correo electrónico simple y fácil de leer. Evita utilizar demasiado color, imágenes y fuentes diferentes. Asegúrate de que el correo electrónico se puede leer fácilmente en cualquier dispositivo, incluyendo teléfonos móviles y tablets.

5. Incluye un enlace de darse de baja fácil de encontrar

Incluir un enlace de darse de baja fácil de encontrar en tus correos electrónicos no solo es una buena práctica, sino que también puede evitar que tus correos electrónicos terminen en la carpeta de spam. Si los usuarios saben que pueden darse de baja fácilmente de tu lista de correos electrónicos, es menos probable que marquen tus correos electrónicos como spam.

6. Realiza pruebas de correo electrónico

Una buena práctica para asegurarse de que tus correos electrónicos lleguen a la bandeja de entrada del usuario es realizar pruebas de correo electrónico. Envíate un correo electrónico a ti mismo y asegúrate de que llegue a tu bandeja de entrada. Si el correo electrónico llega a tu carpeta de spam, puedes ajustar el contenido y los ajustes del remitente para intentar mejorar la entregabilidad.

Conclusión

Evitar que tus correos electrónicos terminen en la carpeta de spam puede ser un desafío, pero siguiendo estos consejos prácticos, puedes mejorar tus posibilidades de llegar a tu público objetivo. Es importante recordar que la mejor manera de evitar que tus correos electrónicos terminen en la carpeta de spam es proporcionar contenido valioso y relevante para tus clientes y prospectos. Si confían en ti y encuentran que tus correos electrónicos son útiles, es menos probable que te marquen como spam.