Cómo comprar dominios de segunda mano

Introducción

Si estás buscando comprar un dominio, sabes que existen muchas opciones, pero ¿alguna vez has considerado comprar un dominio de segunda mano? Existen múltiples razones por las que podrías considerar esta opción: puede que quieras adquirir un dominio que ya esté establecido y tenga un buen posicionamiento en los motores de búsqueda, que quieras recuperar un dominio que había pertenecido a tu empresa o que quieras comprar un nombre de dominio que se haya convertido en un activo de valor.

Paso 1: Investiga el dominio que quieres comprar

Antes de comprar un dominio de segunda mano, es importante investigar su historial y datos de registro. Esto te permitirá saber si hay alguna infracción de derechos de autor o si el dominio ha sido penalizado por los motores de búsqueda. Hay varias herramientas en línea que puedes utilizar para realizar una investigación exhaustiva, como DomainTools o Who.is.

También es importante comprobar si el dominio está en listas negras de spam o si ha sido utilizado para enviar correos electrónicos no deseados. Si ya ha sido penalizado, puede que sea difícil recuperarlo y puede requerirse una larga y costosa lucha legal.

Paso 2: Contacta con el propietario del dominio

Una vez que hayas investigado el dominio y estés seguro de que no hay problemas, es hora de contactar con el propietario actual. Utiliza los datos de contacto publicados en el registro del dominio para enviar un correo electrónico o una llamada telefónica. Si el propietario ha configurado una dirección de correo electrónico privada, puede haber un formulario de contacto disponible en su sitio web.

Haz una oferta de compra que sea razonable conforme al valor aproximado del dominio. El precio puede ser muy variable dependiendo de la demanda, el valor de mercado y otros factores, como el PageRank y el tráfico que tenga el dominio.

Ten en cuenta que, en algunos casos, el propietario puede pedir un precio muy elevado y ser muy poco flexible en sus negociaciones. Si no estás de acuerdo con el precio, puedes buscar alternativas o simplemente dejar pasar la oportunidad.

Paso 3: Sé cauteloso con los intermediarios

Hay muchos intermediarios que ofrecen servicios para comprar y vender dominios de segunda mano. Si bien algunos pueden ser útiles y ofrecer una forma más segura y eficaz de realizar transacciones, otros pueden ser inescrupulosos y aplicar tácticas agresivas o engañosas en sus negociaciones.

Asegúrate de investigar a cualquier intermediario antes de trabajar con ellos. Dales una búsqueda en Google y lee reseñas de otros clientes. Si tienes algún amigo o conocido en la industria, pregúntales si han tenido experiencia con ese intermediario específico y si recomendarían trabajar con ellos.

Paso 4: Haz que la transferencia sea segura

Una vez que hayas acordado la compra del dominio, es importante hacer que la transferencia sea segura para ambas partes. El comprador debe realizar el pago y esperar a que se complete la transferencia antes de comenzar a utilizar el dominio.

El propietario del dominio debe proporcionar información precisa y completa sobre cómo realizar la transferencia. Esto incluye los detalles de registro y las contraseñas necesarias para transferir el dominio a otra cuenta de registro.

Es incluso mejor si puedes encontrar un mediador independiente de confianza para supervisar la transferencia. Esto puede ayudar a garantizar que las dos partes cumplan con sus obligaciones y que la transferencia se realice sin problemas.

Conclusión

Comprar un dominio de segunda mano puede ser una excelente manera de adquirir un nombre de dominio valioso que ya está establecido y tiene un buen posicionamiento en los motores de búsqueda. Sin embargo, también hay riesgos asociados con esta opción, especialmente si no investigas adecuadamente el dominio o los intermediarios antes de realizar la compra. Recuerda seguir cuidadosamente cada uno de los pasos y asegurarte de hacer que la transferencia sea segura y sin problemas.